Information icon.png
¡¡¡ Bienvenido a casa, Billy Six !!!
Logo-AVFM.png Compartir conocimientos sin adoctrinamiento feminista. Eso es nuestra misión. Después de 119 días, Billy Six fue puesto
en libertad el 15 de marzo de 2019.
Billy Six - Journalismus ist kein Verbrechen.jpg
¡El periodismo no es un crimen!
La antítesis de la cultura de la víctima feminista y la ideología del odio.
Este wiki está en preparación: Usted desea editar? Clic aquí para unirse a nosotros!

Entrenamiento de corsé

De WikiMANNia
Saltar a: navegación, buscar

Página PrincipalMujerCorsé → Entrenamiento de corsé


El entrenamiento de corsé ayuda a que una mujer se ajuste progresivamente al uso prolongado de un corsé y luego reducir su cintura.


Las siguientes instrucciones se pueden encontrar en wikiHow:

Korsett-Training-Wiki How-1.jpg
  1. Elige un corsé debajo del busto con ballenas de acero.
    Si eres nueva en el entrenamiento con corsés, deberías optar por uno que se use debajo del busto, en lugar del que ajusta todo el cuerpo. El motivo de ello es porque este último puede parecer muy restrictivo e incómodo para algunas personas que recién comienzan el entrenamiento y es importante que no sea doloroso. Los corsés con ballenas de acero tienden a estar muy bien hechos y pueden reducir significativamente el tamaño de la cintura con el uso y cuidado adecuado.[1]
    Korsett-Training-Wiki How-2.jpg
  2. Consigue un corsé que sea 10 o 12 cm (4 o 5 pulgadas) más pequeño que el tamaño de la cintura.
    Para reducir el tamaño de la cintura necesitas elegir un corsé que sea 4-6 pulgadas (10-15 cm) más pequeño que el tamaño real de tu cintura. Por ejemplo, si la cintura mide actualmente 26 pulgadas (66 cm), tienes que optar por un corsé que sea de 20 a 21 pulgadas (50 a 53 cm); aunque las principiantes deberían inclinarse más por las 4 pulgadas (10 cm) de diferencia en lugar de 5 (12 cm).[2]
    • Puedes medir el tamaño actual de la cintura parándote frente al espejo y rodeando con una cinta de costurera la parte más pequeña de la cintura, la cual está a una o dos pulgadas (2,5 o 5 cm) por encima del ombligo.
      Korsett-Training-Wiki How-3.jpg
  3. Colócate el corsé.
    Para evitar lastimarte o dañar el corsé es importante que lo amoldes antes de ajustarlo por completo. El corsé necesita adaptarse a la forma de tu cuerpo antes de poder realizar su tarea eficazmente. Para ello, ata los lazos de manera que ajuste cómodamente alrededor de la cintura; no tienes que sentirlo apretado. Utiliza el corsé de esta manera durante unas horas todos los días hasta que pierda un poco de rigidez y se ajuste a la posición de tus costillas y caderas.[2]
    Korsett-Training-Wiki How-4.jpg
  4. Ajusta el corsé un poco más cada día que lo uses.
    Una vez que hayas amoldado el corsé, puedes comenzar a ajustarlo un poco todos los días para comenzar el proceso de reducción de la cintura. Ten en cuenta que no tienes que intentar cerrarlo por completo hasta que lo hayas usado y ajustado de forma gradual durante varios meses. Solo ajusta el corsé al punto donde se sienta cómodo, no tienes que sentir dolor o dificultad para respirar.
    Korsett-Training-Wiki How-5.jpg
  5. Utiliza el corsé de tres a seis horas diarias.
    Tienes que utilizar el corsé entre tres y seis horas por día para lograr reducir la cintura, pero no más tiempo del que te sientas cómoda. Puedes usarlo mientras realizas la mayoría de las actividades diarias, aunque no se recomienda su uso mientras se ejercita.[2]
    • Ten en cuenta que aunque algunos sitios de entrenamiento con corsé recomiendan dormir con ello puesto, no es aconsejable. Puedes realizar el entrenamiento con moderación, ya que 3 o 6 horas diarias es más que suficiente.
      Korsett-Training-Wiki How-6.jpg
  6. Cambia por un corsé más pequeño.
    Una vez que cierres el corsé cómodamente y alcances un ajuste de 4 a 5 pulgadas (10 a 13 cm), puedes avanzar en el proceso de reducción y utilizar un corsé más pequeño si lo deseas. Considera que quizá llegues a un punto en el que no puedes cerrarlo por completo debido a la ubicación de la costilla y la forma del cuerpo. Esto es totalmente normal y nunca debes forzar el cierre porque puedes herirte o romper el corsé.[2]
    Korsett-Training-Wiki How-7.jpg
  7. Sé consciente de los riesgos implicados en el entrenamiento con corsé.
    Muchas personas se oponen a este tipo de entrenamiento, dado que la extrema reducción de la cintura puede provocar que los huesos de las costillas se muevan y los órganos internos cambien de lugar. Aunque por lo general no es peligroso, muchas personas lo ven como algo innecesario y anormal. Además, los corsés que se ajustan demasiado pueden reducir la circulación sanguínea, lo que genera un mal tono muscular y la aparición de celulitis. Por lo tanto, si decides continuar con el entrenamiento para alcanzar una figura de reloj de arena, asegúrate de considerar primero todos los beneficios y las consecuencias.[3]

Referencias

  1. Corset Story: Waist Training Corsets
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Glamour Boutique: Waisttraining with Corsets
  3. Wiki How: Cómo conseguir una figura de reloj de arena, Método 2: Explora el entrenamiento con corsé

Enlaces externos

Este artículo se basa de la sección 2: Explora el entrenamiento con corsé en el artículo Cómo conseguir una figura de reloj de arena from wikiHow.